Oración de la Mañana

El poder despertar y ver la claridad de un nuevo día, es suficiente motivo para dirigir una oración de la mañana en agradecimiento por tener el privilegio de contar con el don de la vida, encomendando a Dios todos nuestros proyectos, la nueva jornada laboral, académica o simplemente, pidiendo su luz para transitar por el camino del bien.

Como hijos de Dios, lo mínimo que podemos hacer es orar, establecer comunicación directa con él, contándole todas nuestras cosas, manifestándole lo que nos acongoja o alabando su Nombre Santo.

Y es que no existe mejor manera de empezar un nuevo día, que pedirle al Espíritu Santo nos ilumine para que de nuestros labios broten las palabras adecuadas, para que desnudemos nuestro interior y sin temor alguno, le contemos a Nuestro Padre, todas nuestras cosas, que seamos íntimos amigos y lleguemos a su corazón.

Aunque él nos conoce y sabe todo de nosotros, es bueno orar, comprender que es un excelente recurso que podemos aprovechar y es así como poco a poco crecemos en nuestra fe, le damos a conocer en la mas cálida intimidad, todos nuestros sentimientos y emociones, a quien es digno de nuestra confianza, amor y fidelidad, el Dios de los ejércitos, el dueño de la creación, nuestro amado Dios.

Si entendiéramos la importancia de la oración de la mañana, no pasaría en nuestras vidas un día sin que cerremos nuestros ojos y emitiéramos palabras, murmullos y alabanzas, todas hacen parte de la oración y agradan a Nuestro Señor. Orar, sin cansancio, orar con fe y devoción, es nuestra misión como hijos de Dios.

Oración de la mañana para consagrar el nuevo día

Aquí estoy Señor, abro mis ojos y mis labios alaban tu nombre santo,

Aquí estoy Padre Celestial, amor infinito y fiel, sincero y permanente,

Altísimo, dueño y Señor de mi vida y todo cuanto me rodea,

Eres luz de mis días, eres fuente inagotable de amor.

En esta mañana proclamo tu presencia, me entrego a tus designios,

Me acojo a tus proyectos y declinó ante tus peticiones,

Que lo que dispongas hoy con mi vida, yo pueda obedecer,

Que me concedas la sabiduría, para discernir lo bueno de lo malo,

Y mis pasos se encaminan por el rumbo santo.

Este nuevo día es tuyo, Padre amado, este nuevo día te lo debo a ti,

Me has concedido la dicha de despertar y pese a todas mis dificultades,

No puedo más que alabarte, bendecirte y glorificarte,

Cantar en un solo tono de voz, que te amo y que me entrego,

Que te ruego consagres esta mañana y todo el resto del día,

Que pueda yo contar con tu bendición y protección,

Que seas mi compañía y que en ti me pueda apoyar,

Gracias mi Señor, gracias Padre mío, gracias por escucharme,

A ti toda la Gloria y la honra, por los siglos de los siglos. Amen.

Oración de la mañana pidiendo por la familia

Padre amado, celestial y angelical, amor que perdura en la eternidad,

Tu que fuiste ejemplo con tu familia sin igual,

San José, la Virgen María y Jesús su entrañable hijo,

Quien nos dejó como herencia, el amor y la unión familiar,

Vengo a suplicarte protejas mi familia, nos ayudes a permanecer unidos y a vencer las adversidades,

Que sepamos aceptar nuestras diferencias, que comprendamos que somos de la misma sangre,

Y aunque pensemos diferente o nuestro aspecto físico no sea similar,

Que llevemos a la práctica tu Evangelio, que sembremos entre nosotros amor y paz,

Que fomentemos el diálogo, el amor y la generosidad,

Que cada uno de los miembros de mi familia, seamos importantes para los otros,

Que no descuidemos a los niños, los adultos o los ancianos,

Que en nosotros exista la consideración, el respeto y la unión,

Y sobre todo que exista el amor y el santo temor a Dios.

Te pido que me enseñes a callar y no ofender a los míos,

Que podamos edificar en nuestro seno familiar, una escalera de méritos para poder resaltar,

Que nada pueda vencer lo que, en medio de nosotros está,

Y que todos cultivemos los más sanos sentimientos,

Sin olvidar a nuestro prójimo, nuestro amigo y hasta enemigo,

Bendice Señor mi familia, bendícenos te lo ruego,

Escúchame te lo suplico.

Amen.

Reflexión

¿Amas a tu familia? ¿estás dispuesto a orar para fortalecer la unión familiar?

Qué triste es permitir que por las diferencias que como personas tenemos, perdamos la oportunidad de compartir con nuestros seres amados, que la esencia familiar se disuelva por no saber perdonar o peor aún, que desconocemos algunos de sus miembros y nos apartemos totalmente de ellos, es algo que tarde o temprano lamentaremos.

La familia es un tesoro que debemos cultivar, con nuestros detalles y gestos de amor, con nuestra entrega y disposición, con nuestra humildad y con nuestro amplio corazón.

El Señor nos da diariamente la oportunidad para enmendar nuestros errores, de hacer el bien entre los nuestros, de fomentar los valores y construir cosas bellas con nuestros familiares. Somos nosotros responsables de nuestras decisiones y acciones.

Desde hoy, comprometámonos como miembros de nuestra familia, a cultivar el amor y la unión. Que nuestro orgullo no sea mayor que nuestro amor y que Dios nos ayude a ser humildes y a comprender lo que nos cuesta, que no seamos la piedra que obstaculiza la fluidez familiar y que aceptemos que todos tenemos errores, ninguno se escapa de ello.

Es nuestro compromiso y deber como cristianos, orar incansablemente por nuestra familia y todas las del mundo entero, que no existan niños abandonados, ancianos olvidados, mujeres maltratadas o jóvenes sin cariño, todos ellos son miembros dignos de nuestra familia y merecen sentirse amados, respetados y considerados.

Si tu pones tu granito de arena y confías en Dios, ten por seguro que no quedarás defraudado y que sentirás gran alegría y entusiasmo, de saber que en casa te esperan, que puedes hacer una llamada y que tus brazos y labios, pueden dar y recibir muestras de cariño familiares, esas que acrecientan, que te suben el ánimo, que te hacen sentirte gratamente bendecido.

 

Más oraciones:

🙏 Oraciones de la Noche

🙏 Oración a la Virgen de Guadalupe

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar