Oraciones Milagrosas

En la vida se presentan situaciones muy difíciles, por enfermedad, por carencias económicas o por dificultades de cualquier índole, nosotros como humanos sentimos nuestras fuerzas desfallecer, lo hacemos todo por solucionar lo que no nos agrada, pero no obtenemos resultados, nos sentimos defraudados y agotados.

¿Estás seguro que has agotado todos los recursos para mejorar todo aquello? Lamentablemente nos olvidamos de algo muy importante y que realmente tiene gran efecto, las oraciones milagrosas.

Y es precisamente nuestra conexión con Dios por medio de la oración, hecha con fe y fervor que llega a sus oídos y nos otorga tantos milagros que esperamos. Aquellos imposibles para el ser humano, para el si es posible, un ser supremo y único, todo lo puede, Nuestro Padre Amado, siempre está pendiente de nuestras necesidades.

Abandónate en Dios y el saciará tu sed

Cuando comprendemos que Dios es Nuestro Padre y Creador, cuando reconocemos su majestuosidad, cuando comprendemos que él nos ama sin cansancio y sin límites, cuando entendemos que él está dispuesto a ayudarnos, todo será para nosotros más llevadero.

Abandónate en Dios, confía solamente en él y deja que el haga su obra, déjalo actuar, no le pongas trabas, amarlo, adorarlo y ríndete ante sus pies.

Jesús adoptó nuestra condición humana no en vano, el paso por todas las dificultades que no merecía, se sometió a humillaciones, maltratos, negaciones y hasta su muerte, para redimirnos del pecado y para estar siempre pendiente de nosotros, ha hecho todo por amor y por amor siempre te cuida y favorece.

Las oraciones milagrosas, no necesitan de grandes palabras ni un lenguaje elegante, solo necesitan que salgan de tu corazón, que le cuentes a Dios todas tus cosas y que no le escondas nada. Tu fe y confianza te ayudaran y la misericordia del Padre siempre estará disponible para todo al que acuda a buscarlo.

Oraciones Milagrosas para causas imposibles

A ti Señor no puedo ocultarte nada, no puedo esconder mi gran dolor y mi afán por resolver mis problemas,

Siento mi alma y mi cuerpo agotados y cansados de peregrinar por un camino incierto lleno de penurias y dolor,

Mis enemigos me adversan, mis familiares no me entienden y en mi trabajo no consigo satisfacer mis necesidades,

No puedo más, mis fuerzas se han debilitado y hoy no encuentro claridad en los caminos que debo recorrer.

Glorioso y siempre amado Padre Celestial, no mires mis pecados mira en mi debilidad,

Te pido me concedas el milagro que tanto deseo y solo tú puedes conceder,

A si como un día atendiste el llamado de tu madre en las Bodas de Canaán,

Así como le devolviste la visión al ciego que clamo ante ti arrodillado,

Hoy me rindo y pido me escuches y me ayudes.

Creo en ti, confió en ti, espero en ti,

Te amo y de adoro, te clamo y de suplico,

Por los Siglos de los Siglos, Amén.

Oración Milagrosa por los estudiantes

Amado Dios, tu infinita bondad y tu amor por los jóvenes, siempre se ha manifestado,

Tu eres nuestro guía, centinela y nuestro más hermoso ejemplo,

Te pedimos en este momento, por todos los estudiantes del mundo entero,

Por aquellos que con dificultades han empezado sus carreras universitarias,

Los que apenas empiezan sus primeros pasos en la escuela,

Aquellos que ya están avanzados y tienen deseos de seguir adelante,

También por los jóvenes y niños que se sienten angustiados y decepcionados,

Por todos los estudiantes que han abandonado sus estudios,

Los que no cuentan con el apoyo de sus padres o familiares,

Los que en las drogas o las pandillas se encuentran,

Aquellos estudiantes que no han sabido aprovechar todos los recursos que a su disposición tienen,

Tu mi Señor todo lo puedes, tu siempre me ha escuchado,

Te pedimos le concedas el milagro que tantos estudiantes necesitan,

Que sientan tu abrigo, tu amor y tu protección,

Que sientan el alivio que solo tú puedes proporcionar.

Te prometo divulgar a grito entero el milagro que me has concedido,

Corregir todo aquello que no apruebas y que solo me causa daño,

Hacer mis tareas, acudir diariamente a mis clases y poner todo de mí,

Para ser el mejor estudiante,

Escúchame, ten misericordia y ven prontamente a mi llamado,

Amen.

Reflexión

Para acercarse a Dios no es necesario ser santos, lo único que él nos pide es que creamos y seamos fieles a él.

Dios es tan bueno que está dispuesto siempre a perdonarnos, no nos exige nada, siempre nos escucha y tiene sus brazos abiertos para abrazarnos cuando lo buscamos y hasta cuando lo ignoramos.

Las oraciones milagrosas son muy efectivas, nos hacen la vida más fácil y en medio de las dificultades que estemos enfrentando, nos presentan un panorama alentador.

¿Cómo hacer una oración milagrosa que pueda ser escuchada?

Con tu corazón, sin ninguna estructura establecida, solo necesitas creer firmemente que Dios te escucha, que su amor es infinito e incondicional y contarle con tus palabras todo lo que te pasa, necesitas y esperas.

Pero algo que tenemos que tener muy claro, es que nuestra angustia o desespero no limite las acciones de Dios.

Pues como humanos no comprendemos el gran misterio divino y queremos someter a nuestra voluntad a Nuestro Padre y es precisamente ese afán, lo que no permite que Dios actué, pues nosotros no tenemos la capacidad de entender sus designios y él es quien decide cuando y como actuar, en qué momento nos concede el milagro que estamos esperando.

Es importante que le pidamos siempre al Espíritu Santo que nos ayude e ilumine a comprender, a saber, esperar y que nos aclare todo lo que para nosotros es más difícil comprender, que nos ayude a saber esperar y que calme nuestra ansiedad y miedos.

Tan solo ama y alaba a Dios, no dudes de su poder y pide por medio de las oraciones milagrosas todos los favores que necesitas, recuerda agradecer luego y manifiesta su devoción, contándole a todos que eres testimonio de su amor y que, gracias a su misericordia, has podido resolver o comprender lo que para ti como humano era imposible.

 

Más oraciones:

🙏 Oración a San Expedito

🙏 Oración al Justo Juez

Deja un comentario